ACS y Elecnor reciben las mayores multas por el cártel del AVE

á

Tren del AVE. La CNMC ha sancionado a 15 empresas por formar un cartel.

ACS y Elecnor son las cotizadas que han recibido las multas más altas por su pertenencia los cárteles de 15 empresa que se repartieron durante 14 años contratos del AVE y otras infraestructuras ferroviarias. Elecnor ha recibido una multa de 20,35 millones de euros impuesta por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Mientras, cuatro filiales de ACS suman sanciones por valor de 51,04 millones.

Este expediente sancionador no ha tenido impacto de momento en las cotizaciones de ambas empresas. De hecho, el 27 de marzo Elecnor cerró con un alza del 0,6% y ACS subió un 2,2%. Las empresas sancionadas tienen dos meses para presentar recurso contencioso-administrativo en la Audiencia Nacional. Todavía no han comunicado si interpondrán el recurso. Lo más probable es que así sea, dado el impacto que puede tener para el negocio de las empresas.

Elecnor ha recibido la segunda sanción más alta, sólo por detrás de Cobra (filial de ACS), cuya multa asciende a 27,2 millones. Las otras tres filiales de ACS sancionadas son SEMI (16,44 millones), CYMI (4,22 millones) y Electren (3,18 millones).

Entre las 15 empresas sancionadas también se encuentran otras tres cotizadas. Indra ha recibido una multa de 870.000 euros y Inabensa, filial de abengoa, deberá pagar 11,56 millones. Neopul, filial de Sacyr, debe abonar 762.000 euros.

Otras dos empresas expedientadas son las multinacionales Alstom (francesa) y Siemens (alemana), que han visto reducida su sanción por el programa de clemencia de la CNMC. Alstom denunció la existencia del cártel y Siemens colaboró en la investigación. Las otras cuatro sancionadas son los grupos de ingeniería Comsa, Telice, Eym y Citracc, que no cotizan en bolsa.

Multas a 14 directivos

La CNMC también ha sancionado a 14 directivos de diez empresas. Entre ellos se encuentran el director de subestaciones y ferrocarriles de Elecnor, José Antonio Pérez Pelaz (46.800 euros) y el subdirector general de energía, Pablo Díaz-Miguel Sánchez (27.000 euros). También hay seis directivos de filiales de ACS: Santiago Calzón Fernández (Electren), Miguel Ángel Martínez Anguita (Cobra), Ramón Rivera Díaz (Electren), Agustín Hernández Garasa (SEMI), Juan Antonio Vicente Rodrigo (Cobra) y Félix Cambra Aventín (CYMA). Las multas oscilan entre los 59.800 euros de Santiago Calzón y los 23.700 euros de Félix Cambra.

Todas las multas suman 118 millones de euros. Es la segunda mayor sanción impuesta por Competencia. La mayor, impuesta en 2016, fue de 128,8 millones a ocho fabricantes de productos absorbentes para la incontinencia urinaria en adultos.

Cabe destaca que la CNMC ha propuesto que estas empresas sean excluidas de futuras licitaciones, tal como contempla la Ley de Contratos. Por ello, ha remitido la resolución a la Junta Consultiva de Contratación Pública del Estado. Este proceso podría tardar varios años en cerrarse y confirmarse, pero de ser así sería un duro golpe para estas empresas, muy dependientes de la obra pública.

Tres cárteles del AVE durante 14 años

La CNMC explica que las quince empresas crearon tres cárteles:

  • Electrificación del AVE. Trece de las empresas (todas menos Elecnor y Telice) adoptaron acuerdos para repartirse 24 licitaciones que sumaban 837 millones. El pacto duró desde 2008 hasta 2016. El modus operandi era a través de uniones temporales de empresas (UTE) que después cedían importes y márgenes de beneficio a los no adjudicatarias.
  • Electrificación del tren convencional. Participaron diez empresas (Elecnor, las cuatro filiales de ACS, Inabensa, Alstom, Siemens, Telice y Eym). Los acuerdos afectaron a 239 licitaciones (ganaron 173 por importe de 134 millones). El pacto funcionó entre 2002 y 2016. Las empresas fijaron un orden de adjudicación por sorteo.
  • Electromecánica del AVE. El cártel lo crearon en 2013 Alstom e Indra y en 2015 se sumó Elecnor. Amañaron 7 contratos por valor de 84 millones.

Elecnor cerró 2018 con un beneficio de 74,3 millones de euros, con un aumento del 4,3%. La cartera de pedidos asciende a 2.229 millones, el 57% en el exterior. Tiene dos líneas de negocio, infraestructuras y concesiones, principalmente del sector energético, aunque también del ciclo del agua y de medio ambiente.

Autor entrada: Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *