¿Por qué Almirall sube en bolsa más de un 100%?

Almirall: Centro de Excelencia Dermatológica en Reinbek (Alemania).
Centro de Excelencia Dermatológica de Almirall en Reinbek (Alemania). Foto: Almirall

La farmacéutica Almirall ha duplicado su valor en bolsa desde enero. Es el reflejo de una espectacular evolución en sus resultados. La compañía logró un beneficio neto de 93,2 millones de euros entre enero y septiembre. Un año antes, presentaba unas pérdidas de 99,7 millones. Los ingresos crecieron un 5,3% hasta los 584 millones y el margen bruto un 10% (372,4 millones). El beneficio bruto (Ebitda) mejoró un 48,7% hasta los 149,5 millones.

Almirall adquirió en agosto cinco marcas de medicamentos dermatológicos a Allergan por unos 500 millones de euros. Gracias a estos nuevos ingresos, esperar cerrar el año con un Ebitda por encima de los 200 millones. Uno de los medicamentos adquiridos es Seysara, un antibiotico oral para el tratamiento del acné vulgaris. La farmacéutica espera lanzarlo al mercado en enero próximo al tener ya la aprobación de la Food and Drug Administration (FDA) de Estados Unidos. 

Actualmente, Almirall tiene un plan de lanzamiento de nuevos medicamentos en distintos países europeos. Destaca el Skilarence, para el tratamiento de la psoriasis, en proceso de comercialización en España y Países Bajos. La compañía española ha realizado en los últimos años una fuerte inversión en la investigación de esta enfermedad crónica de la piel que afecta al 2,3% de la población española. Esta tasa se ha duplicado en los últimos 15 años sin que se conozcan con certeza los motivos.

Previsiones de Almirall

En los nueve primeros meses del año, los gastos de investigación y desarrollo sumaron 57,4 millones, equivalente al 10,6 % de las ventas netas. La deuda financiera neta se sitúa en 550,3 millones.

En 2008, Almirall sufrió un duro revés en bolsa. En una sola jornada se desplomó un 42% hasta los 8,70 euros. El motivo, publicó los resultados de la fase III del EPOC, un fármaco para enfermos con obstrucción pulmonar, y fueron peores de lo esperado. Eso puso en riesgo los planes de la empresa de duplicar las ventas gracias al desarrollo del medicamento. En los últimos años, la compañía se he especializado en dermatología, con resultados exitosos. Almirall forma junto a PharmaMar, Faes Farma y Rovi un grupo de cotizadas españolas del sector farmacéutico muy volcadas en el I+D.   

Almirall muestra en bolsa signos de agotamiento. El PER es relativamente alto y la rentabilidad por dividendo en el 1,1%. No obstante, el consejero delegado de la compañía, Peter Guenter, afirmó que las “decisiones estratégicas” y las aprobaciones de fármacos por parte de las autoridades en este trimestre aseguran un impulso del negocio para los próximos dos años.  

Autor entrada: Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *