Arima, otra socimi que sale a bolsa

Barrio de Vallecas de Madrid. La capital es el objetivo de inversión de la socimi Arima
Barrio de Vallecas de Madrid

Árima es una socimi (sociedad cotizada de inversión inmobiliaria) creada por el empresario Alfonso López de Herrera-Oria que saldrá a bolsa el 22 de octubre. Para ello prevé captar 300 millones de euros a través de la oferta pública de suscripción de acciones. La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha aprobado ya el folleto de Árima.

La moda de las socimis

Árima se propone como objetivo alcanzar una rentabilidad media total para el accionista de entre el 12% y el 15% anual una vez invertidos la totalidad de los ingresos netos. La intención inicial es destinar la totalidad de los beneficios a retribuir a los accionistas y tener unas reservas mínimas conforme a lo que establece la normativa.

Árima quiere formar una cartera de superficies comerciales en Madrid y en menor medida en Barcelona y en otros enclaves logísticos principales. La compañía considera que la capital ofrece la mayor oferta de locales comerciales y goza de mayor liquidez que otras ciudades.

La compañía explica que si en el plazo del 18 meses no se ha invertido al menos el 75% de los ingresos netos, se convocará una junta de accionistas para decidir se se prolonga el periodo de inversión o se reparte a los accionistas dichos ingresos. Eso sí, sin derecho a ningún tipo de interés.

Aunque el mercado inmobiliario goza de cierta fortaleza tras los duros años de crisis financiera, la inversión en Socimis está expuesta a riesgos añadidos. En primer lugar, los accionistas confían en la profesionalidad de los gestores para localizar inmuebles con una ajustada valoración y con potencial. Asimismo, la compra de inmuebles comerciales exige en la mayoría de los casos una inversión posterior en rehabilitación y acondicionamiento. Esto conlleva gastos añadidos y que durante un tiempo el activo no genere rentas. Además, el negocio del alquiler está expuesto a riesgos de impagos y contenciosos judiciales. Por último, las inversiones en activos inmobiliarios son ilíquidas, lo que en caso de necesidad los gestores pueden acordar desinversiones con minusvalías.

Un proyecto de Alfonso López de Herrera-Oria

Actualmente, Árima tiene un capital social de 63.000 euros en acciones ordinarias de 10 euros. Luis Alfonso López de Herrera-Oria es el propietario del capital a través de Rodex Asset Management S-L. y e Inmodesarrollos Integrados S.L. Si la operación tiene éxito, López de Herrera-Oria diluirá su participación al 2%. Cuando salga a bolsa, el ticker de Árima será ARM.

Alfonso López de Herrera Oria fue uno de los fundadores de la somici Axiare y además de su consejero delegado y presidente. En febrero de 2018, imobiliaria Colonial se hizo con el 86,9% de Axiare tras la OPA. Los activos de Axiare estaban valorados en 1.710 millones de euros después de experimentar una considerable revalorización en bolsa. La mayoría de los activos inmobiliarios eran centros y locales comerciales en Madrid. En marzo de 2018, el equipo directivo abandonó Axiare, incluido López de Herrera-Oria. Según elconfidencial, el veterano empresario del ladrillo logró unos ingresos de 40 millones de euros entre plusvalías y retribuciones. En sólo seis meses, López de Herrera-Oria tiene un importante y ambicioso proyecto entre manos. En estos tiempos de tensiones financieras y rumores de desaceleración no va a resultar fácil captar 300 millones de euros. Su experiencia y conocimiento del mercado de las oficinas son su tarjeta de presentación frente a los inversores institucionales.

Autor entrada: Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *