¿Por qué quiere Zegona ser el mayor accionista de Euskaltel?

Sede de Euskaltel.

La firma británica Zegona ya tiene los 112 millones que necesita para convertirse en máximo accionista de Euskaltel. Barclays, a través de su banco de inversión y de Oakley Advisory, ha llevado a cabo la ampliación de capital, que todavía necesita el visto bueno de la junta de accionistas de Zegona. La operadora vasca, mientras, ha presentado su plan estratégico hasta 2020. Prevé continuar con su plan de expansión hasta alcanzar dentro de tres años una facturación de 800 millones (un 28,6% más que en el ejercicio 2017), y un ebitda de 400 millones, un 30,3% más. Para evitar que el ratio de deuda supere el 3,5 de Ebitda, Euskaltel plantea mejorar su eficiencia para recortar costes en 45 millones anuales.

Zegona fue el socio financiero de Euskaltel en 2017 para la compra de la asturiana Telecable. Esta operación, junto la adquisición de la gallega R Cable, le permitió a Euskaltel hacerse un hueco en el norte de España. Actualmente la firma vasca está presente en toda la cornisa Cantábrica hasta La Rioja y Navarra.

Zegona Communications se define como una compañía dedicada a la adquisición de negocios europeos relacionados con telecomunicaciones y las nuevas tecnologías. Su estrategia es de ‘buy-fix-sell‘, es decir, comprar, realizar ajustes y vender buscando un beneficio para sus accionistas. Se trata de un modelo parecido al de Alantra en España. Sin embargo, hasta ahora las operaciones de Zegona se han centrado en España, más en concreto en el noroeste.

La fracasada OPA de Zegona sobre Euskaltel

Zegona es una compañía relativamente joven. Cotiza en la bolsa de Londres de 2015. En el primer semestre de 2018 tuvo un beneficio de 27,1 millones de euros. Sus activos están valorado en 218 millones, de los que el 95% corresponden a su 15% del capital en Euskaltel. Su participación en la operadora le reportó unos ingresos por dividendo de 3,4 millones.

Zegona anunció en octubre de 2018 una OPA sobre Euskaltel a 7,75 euros por acción. Este precio decepcionó a los pequeños inversores. Suponía una prima del 10% en ese momento, pero los títulos de la operadora habían superado los 8 euros durante el verano. La operadora británica salió a bolsa en julio de 2015 a 9,50 euros por acción. Pronto superó los 10 euros, pero 2016 y 2017 fueron muy negativos para su cotización. Precisamente, este ha sido motivo de roces y tensiones entre Zegona y la dirección de la operadora.

A mediados de diciembre, la firma británica dio marcha atrás a su OPA. Admitió que tenía dificultades para encontrar financiación o inversores debido a las tensión e incertidumbre en los mercados. Zegona iba a proponer en su junta de accionistas una ampliación de capital de 250 millones. La compañía con sede en Londres tiene cierta obsesión por superar a Kutxabank como primer accionista. El banco posee un 20% del capital y los británicos aspiran a llegar al 27%.

Zegona tiene comprometidos créditos con Barclays y con Virgin Group por unos 33 millones. La firma también ha alcanzado un acuerdo con otro accionista de Euskaltel, el fondo de inversión Talomon, que posee el 1,4% del capital.

La expansión de Euskaltel

Zegona tiene gran interés por estrechar relaciones con Virgin, el conglomerado de empresas de Richard Branson. Una de las filiales del grupo es Virgin Mobile, que está presente en Latinoamérica, Canadá, India y Francia. Al grupo británico le gustaría utilizar la marca Virgin mediante un royalty para extender la red de Euskaltel al resto de la península.

Euskaltel tiene 2,3 millones de clientes, la mitad de ellos de telefonía móvil. Su valor en bolsa asciende a 1.200 millones. Su deuda financiera asciende a 1.600 millones. Cabe recordar que invirtió 1.840 millones en la compra de R Cable y Telecable. La firma gallega era propiedad del fondo de capital riesgo CVC (70% del capital) y la entidad financiera Abanca (30%). Zegona, por su parte, era la dueña de la firma asturiana.

Con esta operación Zegona se convirtió en accionista de Euskaltel con el 15% y asumió una deuda de 245 millones. Corporación Financiera Alba mantiene desde entonces casi un 10% del capital.

Autor entrada: Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *