FCC, nuevo contrato en Panamá

FCC ha construido las dos líneas del metro de Panamá
Estación de la línea 1 del metro de Panamá, construido por FCC. Autor

FCC logra un nuevo contrato y engorda su cartera de proyectos con la adjudicación de las obras para construir un ramal del metro de Panamá por 83 millones de euros. Fomento de Contratas y Construcciones se presentó en consorcio con la brasileña Odebrecht y se impuso a otras empresas, entre ellas Acciona y OHL. FCC no presentó la mejor oferta económica (fue la segunda) pero sí la mejor propuesta técnica. La adjudicación todavía no es firme a la espera de posibles alegaciones. Los grupos rivales tienen cinco días para presentar recurso.

El proyecto consiste en construir un ramal de 2 kilómetros de longitud desde la estación Corredor Sur de la línea dos del metro hasta el aeropuerto internacional de Tocumén. Este ramal también conectará con el Instituto Técnico Superior del Este, un centro educativo con 5.000 estudiantes.
La línea 1 del metro de Panamá ya lleva el sello de FCC y Odebrecht. Esta línea está operativa desde 2014 y costó 2.200 millones de euros. El consorcio también construye la línea 2, que se espera que esté en funcionamiento a comienzos de 2019.

FCC presenta sus resultados en día 7

El grupo español, esta vez en alianza con el Grupo Carso, también está entre los preseleccionados para la construcción de la línea 3. Carso pertenece al grupo empresarial del mexicano Carlos Slim, principal accionista de FCC.
Carlos Slim está entre los cinco hombres más ricos del planeta, según Forbes. Tomó el control de Fomento de Contratas y Construcciones en 2016 como consecuencia de un pacto con Esther Koplowitz para salvar al grupo constructor de la quiebra (en 2013 tuvo unas pérdidas de 1.500 millones). El magnate mexicano compró parte del paquete accionarial de Koplowitz, suscribió una ampliación de capital de 700 millones para sanear la empresa y lanzó una OPA sobre el 100% del capital. FCC abandonó el Ibex 35 y actualmente forma parte del Ibex Medium Cup.

En el plano empresarial, los cambios accionariales vinieron acompañados de un ERE que afectó a 750 trabajadores y ajustes en los servicios centrales.
En alianza con el conglomerado empresarial de Carlos Slim, FCC ha aumentado su presencia en Latinoamérica, sobre todo con contratos en México.

El 7 de noviembre, el grupo presentará sus resultados hasta septiembre. En el primer semestre, tuvo un beneficio neto atribuible de 151 millones, casi el triple que un año antes. No obsante, la deuda financiera neta creció un 7,2% hasta los 3.838 millones. La cartera de proyectos creció un 2,4% hasta los 30.084 millones.

Autor entrada: Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *