FCC Environment, un filón de contratos

Planta de valorización de residuos de FCC Environment en Eastcroft (Reino Unido).
Planta de valorización de FCC en Eastcroft.

FCC Environment, la filial británica del grupo español, es una pieza fundamental de su plan de negocio. Posee más de 200 instalaciones
de reciclaje, tratamiento y eliminación de residuos en el Reino Unido. Y tiene un centenar de contratos con 60 entidad. En marzo firmó un nuevo contrato, especialmente jugoso. Asciende a 480 millones de libras (más de 500 millones de euros).

El grupo controlado por Carlos Slim construirá y explotará en Lostock una planta de tratamiento y valorización de residuos con capacidad para tratar 600.000 toneladas de residuos anuales. De hecho, será una de las mayores instalaciones de este tipo en Europa. FCC se ha adjudicado el contrato en consorcio con el fondo danés Copenhagen Infrastructure Partners (CIP), especialista en proyectos medioambientales. El grupo español tiene una participación del 40%.

La planta debe estar construida para 2023. Se levantará en terrenos de la empresa Tata Chemical, a la que suministrará vapor industrial. La digestión e incineración de los residuos permitirá generar 60 megavatios de energía.

FCC y CIP cuentan ya con la financiación para acometer el proyecto. El Reino Unido sufre actualmente un déficit de instalaciones de tratamiento de residuos no reciclables. Por ello el Reino Unido tiene un plan para ir clausurando vertederos en todo el país.

El impacto del ‘brexit’ en FCC

FCC ha realizado en los últimos años un gran esfuerzo en investigación y desarrollo para la reutilización, recuperación,  reciclaje y valorización. Así, ha desarrollado nuevas tecnologías, como la capturas capturas de CO2 o la biorremediación (empleo de microorganismos).

FCC Environment tiene 2.400 empleados en el Reino Unido y el pasado año recicló 1,6 millones de toneladas de residuos. Sus plantas de valorización tienen una capacidad de 102 megavatios. Este verano entrará en funcionamiento una nueva planta en Edimburgo. Además de los contratos públicos, tiene como clientes a grandes empresas, no sólo industriales. Entre sus servicios se encuentra el tratamiento de residuos clínicos, peligrosos y alimentarios.

A pesar de sus intereses en el Reino Unido, FCC no se ha visto especialmente afectada por la incertidumbre del ‘brexit‘. No obstante, los inversores deben vigilar el factor divisa. La debilidad de la libra ha tenido un impacto limitado en los resultados de 2018. El pasado año, el grupo de servicios logró reducir su deuda por debajo de los 3.000 millones y elevó su cartera de contratos hasta los 5.000 millones.

RESULTADOS 2018Millones (€)Variación
Ingresos5.989,8+3,2%
Ebitda861,2+5,6%
Beneficio neto251,6+113%
Deuda financiera neta2.691,4-24,8%



Autor entrada: Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *