Masmóvil, una historia de éxito personal y bursátil

Meinrad Spenger, CEO de Masmóvil

Meinrad Spenger, CEO de Masmóvil

El grupo Masmóvil no termina de consolidar en bolsa los 100 euros por acción. Este jueves día 13 entrará en vigor el split de las acciones en proporción 5×1. Así, los títulos del cuarto operador español pasarán a cotizar en torno a los 20 euros, facilitando la liquidez y las operaciones de los pequeños accionistas.

Masmóvil puede presumir de un triple éxito personal, empresarial y bursátil en sus doce años de historia. La compañía fue fundada por su actual consejero delegado, Meinrad Spenger, y su entonces socio, el noruego Christian Nyborg. De origen austríaco, Spenger 2000 terminó en el año 2000 el MBA del Instituto de Empresa como número uno de su promoción.

En el año 2006 Spenger lanzó su gran idea de negocio: un operador de telefonía móvil que se enfrentara a los gigantes del sector con precios competitivos y una buena atención al cliente. El proyecto estuvo a punto de fracasar por las dificultades burocráticas y también la complejidad técnica del proyecto. Spenger tardó dos años en poder ofrecer los servicios de telefonía al conseguir que Orange le alquilara su red. Con una estrategia de marketing digital muy efectiva y barata, Masmóvil fue ganando popularidad y clientes. En el mercado existía una masa crítica con el oligopolio de los grandes operadoras y sus estrategias comerciales agresivas y pésima atención.

No obstante, el crecimiento posterior de Masmóvil ha sido mediante la compra de pequeños operadores: Ibercom y Xtra Telecom en el sector de empresas y The Phone House Móvil en el residencial. El salto de gigante lo dio en 2016 con la adquisición de Yoigo y Pepephone. Yoigo, propiedad de la sueca TeliaSonera y de ACS, tenía más clientes que Masmóvil. Pepephone fue fundada en 2007 por el grupo turístico Globalia y tenía gran aceptación entre el público joven.

La deuda, handicap de Masmóvil en bolsa

El crecimiento de Masmóvil a golpe de talonario le ha llevado a engordar su endeudamiento hasta los 779 millones si se tienen en cuenta los 277 millones en bonos convertibles. Los gastos financieros en los nueve primeros meses de 2018 ascendieron a 55,4 millones. A principios de noviembre, Masmóvil llevó a cabo una compleja operación para la recompra del bono convertible en manos del ACS. Se realizó mediante una ampliación de capital de 360 millones de euros (el 15% del capital) y una aportación propia de 120 millones. 

La última adquisición de Masmóvil, el 21 de noviembre, fue Lebara, operador de prepago especializado en el llamado segmento étnico. Abonará 50 millones de euros y sumará casi un millón de clientes, a los que podrá ofrecer sus paquetes de voz y datos. Masmóvil aspira a seguir robando clientes a los tres grandes, Movistas, Vodafone y Orange, mediante la portabilidad. Alcanzar la tercera posición no es posible, frente los 20 millones de clientes de Orange, grupo que incluye las marcas Jazztel, Amena y Simyo. 

La red propia de fibra óptica de Masmóvil cubre 14,8 millones de hogares, mientras que en ADSL puede llegar a 18 millones de hogares. Por tanto, el operador tiene margen para el crecimiento orgánico. Los ingresos en los nueve primeros meses del año superan los mil millones, con un Ebitda de 240 millones.

Masmóvil empezó a cotizar en el MAB en marzo de 2012 y en julio de 2017 dio el salto a la Bolsa de Madrid. Actualmente forma parte del Ibex Medium Cap, el índice de las empresas de mediana capitalización. El pasado año tuvo una espectacular trayectoria en bolsa al triplicar su valor. Este año arrancó con la misma fuerza y marcó máximos en marzo en 130 euros. La presión vendedora se apoderó de sus títulos desde entonces, aunque todavía muestra una revalorización del 13% desde enero.

Autor entrada: Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *