Los resultados de Nyesa, malos y complejos

Nyesa desarrolla en Moscú un proyecto inmobiliario.
Nyesa tiene su proyecto inmobiliario más importante en Moscú Foto: Sergei Rodovnichenko

Nyesa ha presentado sus resultados hasta septiembre, que son de una extrema complejidad. En resumen, el grupo inmobiliario presenta un resultado de explotación negativo de 39,02 millones y un resultado financiero negativo de 10,6 millones.

Los ingresos ascienden a 22,5 millones. En este caso, la explicación es sencilla. La venta de parte de las parcelas donde se ubica el Proyecto Resort la Roca (Perú) le generaron 21,1 millones. Debido a la delicada situación del grupo, este proyecto urbanístico es muy incipiente y le genera unos gastos financieros de 3 millones anuales. Con la venta espera reducir esta cifra. La otra fuente de ingresos, que es mínima, provienen de su filial rusa Marma S.A., que tiene el proyecto Narva Loft a las afueras de Moscú.
El resultado negativo de explotación se explica por dos motivos:

  • El deterioro de activo aplicando la normativa contable internacional NIIF3. “ Combinaciones de Negocio y siguiendo un criterio de prudencia, del Fondo de comercio surgido en la contabilización de la incorporación al Grupo Consolidado las acciones de la sociedad rusa Marma”, explica la nota de prensa. Este fondo de comercio ha surgido como consecuencia del registro en el epígrafe “Pasivos por impuestos diferidos” el efecto fiscal asociado al reconocimiento a valor razonable de las acciones de Marma.
  • El reconocimiento de una pérdida por la diferencia entre el coste histórico y el previo de venta de las parcelas vendidas del Proyecto Resort La Roca de Costa Rica.

Además, el resultado de explotación muestra bajo el epígrafe ‘aprovisionamientos’ un importe negativo de 27,6 millones. La nota de prensa explica lo siguiente: Al 30 de septiembre de 2018, “Corresponde con la corrección valorativa de carácter reversible de las existencias finales en el ámbito Resort La Roca tras ejecutarse la operación de compra venta de parcelas en Costa Rica”.

Para rizar el rizo, en “otros resultados” se recoge un saldo positivo de 7,8 millones. Corresponde en su mayoría a una sentencia judicial firme, con fecha de 17 de septiembre, por la cual condena a El Tajaderón, S.L. al pago de 7,02 millones. Nyesa ya ha presentado la demanda de ejecución de la sentencia. Pero por un criterio de prudencia, ha “deteriorado” dicha cantidad hasta que tenga garantías de que va a recuperar el dinero. El Tajaderón, con sede en Zaragoza, se encuentra desde 2016 en concurso de acreedores necesario.

Tal como contaba hace un mes Fcotizadas, Nyesa no levanta cabeza en bolsa. Su futuro depende del éxito de tres grandes proyectos inmobiliarios a largo plazo y del entendimiento de un variopinto núcleo de accionistas.

Autor entrada: Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *