Reig Jofre, el aceite de ricino de la bolsa

Fábrica de Reig Jofre en Toledo.
Inauguración de la ampliación de la fábrica de Reig Jofre en Toledo. Foto: La Moncloa

Reig Jofre está en bolsa como a principios de año a pesar del rallie que experimentó hasta el verano. El laboratorio farmacéutico ha sido una de las víctimas de la presión vendedora sobre los valores más pequeños y volátiles. Los resultados presentados hasta septiembre no explican este recorrido de ida y vuelta.

Reif Jofre, fundada en Barcelona en 1929, se fusionó en 2014 con Natracéutical y se convirtió en el quinta mayor empresa cotizada del sector farmacéutico español. La empresa tiene tres líneas principales de negocio. 

  • Antibióticos e inyectables: amoxicilia y heparinas, principalmente.
  • Productos de especialización terapéutica: vaselinas, pomadas y aceites para el cuidado de la piel; vitaminas, oligoelementos y champús anticaída del cabello, y pomada para hemorroides.
  • Complementos nutricionales y consumer healthcare: alcohol, povidona iodada, agua oxigenada, clorhexidina, aceite de ricino y líquido para lentillas, entre otros. Precisamente, el denostado aceite de ricino está ganando adeptos y defensores de sus múltiples propiedades. Esta división incluye su marca Forté Pharma, de complementos nutricionales. Es la de mayor crecimiento gracias a sus productos para el control de peso, complementos para deportistas, para mejorar las defensas, contra el estrés y una línea de belleza. La mayoría son de ingredientes naturales (jalea real, própolis..) o ologoelementos como el magnesio o la melatonina para conciliar el sueño.

Es posible que los accionistas veteranos de Reig Jofre hayan tenido que tirar de sus productos antiestrés al ver su evolución en bolsa en los últimos dos años. Los títulos llegaron a los 4 euros a finales de 2016 y ahora rondan los 2,2 euros. Los resultados presentados a principios de mes no han servido de revulsivo. 

Reig Jofre mejoró un 30% su beneficio neto en los nueve primeros meses del año hasta los 4,2 millones. El beneficio operativo (Ebitda) mejoró un 21% hasta los 11 millones. Algo menos crecieron las ventas, un 12%, hasta los 133 millones. Forté Pharma fue el área de mayor crecimiento, del 47% hasta los 28,9 millones. No obstante, los antibióticos e inyectables son la principal fuente de ingresos, con 66 millones. La empresa cuenta con cuatro plantas, dos de ellas en Toledo, una en Barcelona y una en Suecia, en las que en total trabajan unas mil personas. 

Expansión internacional de Reig Jofre

“Invertimos en España con el de ser rentabilizados internacionalmente, de dar un producto de referencia y calidad al resto del mundo y generar ingresos y exportaciones”, explicaba en octubre el consejero delegado, Ignasi Biosca, en la inauguración de la ampliación de la planta de Toledo. Ha sido una de las inversiones de la compañía en los nueve primeros meses del año. Además, ha reactivado proyectos de I+D con una inversión de 3,1 millones. La deuda neta financiera creció en 5 millones hasta los 23,2 millones.

Los productos de Reig Jofre están presentes en 130 países. En Indonesia acaba de lanzar un analgésico y en Estados Unidos ocho medicamentos están en proceso de registro. El laboratorio estima que sus nuevos fármacos de investigación propia generen unos ingresos de 30 millones en 2022. Actualmente cuenta con centros de investigación y desarrollo en Mónaco y Suecia.

En resumen, Reig Jofre en la bolsa es como el aceite de ricino: posee múltiples propiedades, pero los inversores son reacios a tomarlo. 

Autor entrada: Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *