Junta de accionistas de Tubacex: contratos a la vista

Tubacex fabrica tubos inoxidables sin soldadura principalmente para refinerías
Foto: Martin Schachermayer.

Tubacex ha puesto los dientes largos a los asistentes a la junta general de accionistas celebrada el 22 de mayo. El fabricante vasco de tubos inoxidables sin soldadura aseguró que están al caer jugosos contratos que van a hacer olvidar el mal trago de los fracasados negocios con Irán por culpa de Trump.

La empresa cerró 2018 con un beneficio neto de 17,4 millones y unas ventas de 678 millones (un 38% más). Unas cifras espectaculares si se comparan con las pérdidas de 20 millones en 2017. En 2021 y 2022 el grupo espera llegar a los mil millones de facturación.

¿Cómo lo va a lograr? Su presidente, Álvaro Videgain, y el consejero delegado, Jesús Esmorís, apuntaron que Egipto, India y África pueden dar las mayores alegrías a la empresa. Entre los acuerdos que Esmorís esgrimió y que permitirán amortiguar la pérdida de ventas en Irán, figura uno con Egipto para su programa de desarrollo de la energía nuclear, que se concretará en los próximos meses. Esmorís también mostró su confianza en el incremento del negocio en India, así como la intención de ampliar el foco de atención hacia África. En el continente africano quiere ir de la mano de un partner. El contrato más avanzado parece estar en Egipto y su programa de desarrollo de la energía nuclear.

En Oriente Medio, su principal mercado, tiene previsto pujar por contratos que suman más de 500 millones. Allí va de la mano con Senaat, grupo inversor estatal de Abu Dabi. En la junta de accionistas, Esmorís explicó que 2019 va a ser un año de transición, para poder recoger después «los frutos de la estrategia desplegada en los años de crisis».

El negocio de Tubacex está muy vinculado al negocio petrolero y a la evolución de sus precios. Oriente Medio es su principal mercado. También tiene un peso importante otras industrias energéticas. Sus tubos están presentes en centrales eléctricas de ciclo combinado y nucleares.

La junta autoriza la emisión de deuda

A finales de este año se pondrá en marcha una nueva fábrica en Estados Unidos, en Oklahoma. Completará la producción de las instalaciones que posee en Greenville (Pennsylvania). Allí, ade de tubos sin soldadura en acero inoxidable, también produce tubos en altas aleaciones y superaleaciones de níquel estirados en frío.

La compañía es consciente de que la especialización es su principal ventaja competitiva. Por ejemplo, es una de las tres empresas que hay en el mundo que fabrica tubos umbilicales, que se utilizan en plataformas marinas petrolíferas. Se producen en su fábrica en Austria y tiene carga de trabajo para 18 meses.

En la junta de accionistas, los directivos apuntaron también a la importancia de la diversificación de clientes. El sector del gas y el petróleo suman más del 50% del negocio. Y un 3% de la facturación viene del sector aeronáutico y la automoción. El objetivo es elevar esta cuota al 10%.

En el capítulo financiero, la junta de accionistas ha autorizado a emitir obligaciones por importe de 250 millones en el plazo de 5 años. También ha facultado al consejo de administración a impulsar una ampliación de capital de hasta 29,9 millones. La deuda financiera neta asciende a 289 millones. No obstante, Esmorís aclaró que la mayor parte está vinculada al desarrollo de proyectos. Por último, los accionistas respaldaron el reparto de un dividendo complementario de 0,023 euros, que se abonará el 3 de junio.

Autor entrada: Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *