Urbas, su mejor año en bolsa desde 2013

Urbas construcción
Edificio en construcción.

El Grupo Urbas está a punto de cerrar su mejor año en bolsa desde el ejercicio de 2013, cuando casi triplicó su cotización hasta los 0,025 euros por título. Es prácticamente el nivel que llegó a alcanzar a finales de septiembre. Un subidón bursátil a raíz del anuncio de entrar en el sector minero.

Urbas, constructora que ha estado varias veces al borde de la disolución desde la crisis de 2007, entra dentro de la categoría de chicharro. Por tanto, no apto para inversores tranquilos. Urbas llegó en marzo de 2017 a un acuerdo marco de refinanciación con la sociedad Sareb para la reestructuración de su deuda. A cierre de 2019, la deuda con la Sareb ascendía 47,2 millones de euros. El valor neto contable de los activos inmobiliarios asciendía a 5347 millones de euros.

En 2009 Urbas se disparó casi un 43%, tras asignarse siete instalaciones fotovoltaicas por parte del Ministerio de Industria. Sin embargo, con la misma facilidad ha registrado caídas cuando ha visto arrastrado por su delicada situación financiera.

Cabe recordar que en la Audiencia Nacional hay una causa abierta, en fase de instrucción, contra la compañía y su presidente por presunto delito de estafa. Las pesquisas se centran en dos operaciones inmobiliarias y afectan, principalmente a la valoración de activos inmobiliarios. En 2017 La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha decidido suspender “cautelarmente” la cotización de Urbas tras conocer estas pesquitas.

Este frente judicial no inquieta mucho a la cúpula directiva. De hecho, la compañía decidió este año no provisionar ninguna cantidad en las cuentas anuales consolidadas adjuntas al considerar que el grado de probabilidad de que este proceso derive en un pasivo significativo es limitado.

Dos soportes financieros

Urbas Grupo Financiero nació en 1944, con la denominación de Urbanizaciones y Transportes S.A. En 2006 cambió su denominación social por Urbas Proyectos Urbanísticos S.A. En 2007, tras su fusión con Guadahermosa, pasó a llamarse Urbas Guadahermosa. La denominación actual data de 2011. Al igual que grupos como OHL y Sacyr, vivieron momentos de esplendor y de desolación.

En 2014 la compañía se colocó en situación de disolución. Para evitar su desaparición llevó a cabo sucesivas ampliaciones de capital. La más importante, en agosto, de 384 millones, mediante aportación no dineraria del 100% del capital social de la sociedad Aldira Inversiones.

Urbas volvió a reconocer en 2015 que estaba al borde de la disolución. La causa principal fue una rebaja de las plusvalías generadas por ciertas operaciones sobre unos terrenos en Níjar (Almería). Aquella jornada registró una caída del 28% en bolsa. La semana anterior, Urbas se había revalorizado un 65% tras conocerse sus planes sobre los terrenos de Níjar.

Actualmente, Urbas cuenta el con el apoyo financiero de las sociedades vinculadas Darivenia Markets S.L. y Quamtium Venture S.L. Ambas se comprometen a dotar de la liquidez necesaria mínimo hasta el 31 de diciembre de 2020, que le permitan seguir con su actividad ordinaria.

Autor entrada: Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *